Home / Bienes raices / El mercado inmobiliario en Panamá

El mercado inmobiliario en Panamá

Lo más probable es que haya oído hablar de la reciente explosión inmobiliaria que se está produciendo en Panamá. Tal vez, hay varios sitios de Internet que ha leído o visitado buscando más información sobre el tema. O tal vez usted es una de esas personas que ya ha tomado la decisión de comprar un apartamento o una casa de playa, pero no sabe por dónde empezar o desea iniciar su propio proyecto de bienes raíces en Panamá, y aún así necesita más información. Bueno, he preparado este artículo de una manera práctica y sencilla para guiarle en nuestro mercado inmobiliario. Este artículo le será útil, ya sea para la compra directa de una propiedad o para iniciar su propio proyecto inmobiliario en Panamá o simplemente para tener una noción más completa de este creciente BOOM inmobiliario.

¿Qué está sucediendo en el mercado de bienes raíces de Panamá?

Lo que está pasando en Panamá no tiene ningún tipo de precedente. El mercado está creciendo rápidamente y tal desarrollo de bienes raíces nunca se ha experimentado antes en nuestro país. Mensualmente nos visitan cientos de extranjeros interesados en comprar bienes raíces en Panamá, en la Ciudad, las costas y las montañas. El constante aumento del valor del metro cuadrado es casi mensual. Por ejemplo: en enero de 2006 fue posible encontrar apartamentos en la Ciudad de Panamá por alrededor de US$1,000.00 por metro cuadrado, lo cual es casi imposible hoy en día (US$1,200 – US$1,400 y subiendo). Esto ha generado que el valor por metro cuadrado se triplique en la ciudad e incluso se cuadruplique en el resto del país. Las principales asociaciones de corredores de bienes raíces han previsto que el valor general de la tierra en Panamá podría aumentar hasta un 30% a 40% en los próximos tres años, debido a este flujo de aumento de precios.

Torres de lujo extremo de más de 100 pisos, casas residenciales de más de un millón de dólares, yates y clubes marítimos, enormes hoteles de lujo, campos de golf diseñados por reconocidos especialistas internacionales, así como centros comerciales de primera línea, están actualmente en construcción o en proceso de entrega en los próximos dos años; renovando la cara de la ciudad en una metrópolis internacional y cosmopolita. Promotores, inversores privados y empresas inmobiliarias internacionales, de Estados Unidos, Sudamérica e incluso Europa, han comenzado la construcción de proyectos inmobiliarios de gran impacto. Además, un gran número de empresas internacionales de corretaje de bienes raíces están actualmente estableciendo negocios en nuestro país por mes. Específicamente podríamos decir que siete de las torres más altas en construcción en América Latina están siendo construidas en la Ciudad de Panamá, dentro de las áreas conocidas como «Avenida Balboa» (esta área se proyecta como el rascacielos frente al mar en la ciudad). Podríamos mencionar, entre otras: Aqualina, Aquamare, Vitri, Ocean Two and One, Los Faros de Panamá y la Torre de Hielo, lista para ser entregada para el año 2009; además de los cientos de torres de apartamentos que se están desarrollando alrededor de la ciudad. Grandes proyectos de lotes de playa, resorts en islas, tanto en el Mar Caribe (Bocas del Toro) como en el Océano Pacífico (Islas Perlas); así como encantadoras montañas de retiro (Boquete, Altos del María) son parte de la avalancha de proyectos inmobiliarios que parece apenas comenzar.

¿Cuáles son los verdaderos factores que causaron este aumento de los bienes raíces?

Todos sabemos que después de las hostilidades ocurridas en Panamá en 1989, el mercado inmobiliario panameño permaneció vacilante y la pequeña cantidad de inversiones en este sector se dirigieron en su mayoría a proyectos comerciales. Once años tuvieron que transcurrir después de este suceso (año 2000) para que los líderes del sector turístico del gobierno panameño (encabezados por el conocido cantante panameño Rubén Blades) tomaran medidas iniciando una seria campaña para el mejoramiento de la imagen del país. Panamá se mostró como «el camino menos transitado», destacando no sólo en las ventajas de ser un centro bancario internacional y offshore, sino también en los elementos sociales, turísticos, ecológicos y geográficos que hasta entonces eran desconocidos para el resto del mundo. Esta exitosa campaña fue promovida mundialmente en las principales cadenas de televisión internacionales, tanto en Europa como en Estados Unidos. Sumado a esto, algo que hay que reconocer, para el año 2003 Panamá regresa al campo internacional con el anuncio de que una joven panameña (Justin Pasek) ganó el concurso de Miss Universo, situación que permitió por extensión la gama de ventajas de nuestro país como destino turístico y comercial. Entre los años 2003 y 2005, poco a poco el número de visitantes aumentó como consecuencia de estos dos importantes catalizadores.

Mientras tanto, pequeños grupos de profesionales (abogados, corredores y profesionales independientes) ofrecían seminarios sobre las ventajas de Panamá u organizaban pequeños tours de bienes raíces a los extranjeros. Varios artículos publicados en revistas internacionales de retiro (generación conocida como «Baby Boomers») y segundas residencias en el extranjero, comenzaron a reconocer a Panamá como uno de los mejores países del mundo para vivir con altos niveles de calidad, pero con bajos costos; todo esto debido a excelentes proyectos dirigidos a este mercado, como «El Valle Escondido» en Boquete – Chiriquí o «Altos del María» en Panamá. Uno de los principales factores desencadenantes de este impulso inmobiliario en Panamá ocurrió el pasado 24 de abril de 2006, cuando Donald Trump anunció en la ciudad de Nueva York la construcción en el área de «Punta Pacífica» en la ciudad de Panamá de una torre de 65 pisos con el nombre de «Hotel Internacional Trump Ocean Club», con un costo de 220 millones de dólares. Además, en octubre de ese mismo año, se dio la aceptación nacional para la ampliación del Canal de Panamá, iniciándose los trabajos de construcción en el año 2009. A partir de este punto, no cabe duda de que Panamá se convertiría en el centro y modelo de las inversiones inmobiliarias en el área, situación que ha ido aumentando exponencialmente.

¿Cuáles son entonces las ventajas de Panamá como destino inmobiliario?

Bueno, vamos a entrar en el tema. Estudiemos esas ventajas que ofrece Panamá y que le permitirán, efectivamente, tomar la decisión de comprar una propiedad en nuestro país, como lo han hecho muchos extranjeros. Desde el punto de vista inmobiliario, podríamos mencionar:

Panamá ofrece el mejor centro bancario de la región, con el uso del dólar americano como moneda legal y con bancos de primera línea (HSBC, CITIBANK, BBVA, etc.) que facilitarán el proceso de obtención de hipotecas para extranjeros, ofreciendo un rápido proceso de transacciones bancarias internacionales para depósitos y reservaciones de propiedades.

La ley de inmigración panameña tiene uno de los mejores programas de retiro del mundo, que le permitirá convertirse en «residente» en menos de dos meses. Este programa ofrece varios incentivos como la posibilidad de importar bienes y valores personales en sus nuevas propiedades libres de impuestos de importación, así como vehículos de motor también libres de impuestos de importación.

Un sobresaliente sistema de servicios, utilidades e infraestructura para las propiedades, tales como: Internet de alta velocidad (hay cinco de las principales redes de interconexión de Internet que cruzan por Panamá), TV por Cable y Satélite, agua potable pública, amplia oferta de telefonía, fija y celular.

La oportunidad de comprar apartamentos de lujo extremo con amplios espacios a un precio sorprendentemente bajo en comparación con los apartamentos de la misma calidad en EE.UU. y Europa.

La oportunidad de adquirir propiedades exentas del 0% de impuestos de propiedad por un periodo de 5, 10, 15 y hasta 20 años (dependiendo de la fecha de inicio de la construcción).

Una gran variedad de compañías y profesionales bilingües involucrados en el mercado inmobiliario.

Si usted es un hombre de negocios, la ley panameña tiene beneficios fiscales para los constructores y promotores que inicien proyectos de bienes raíces en el país.

Adicionalmente, existen otras ventajas a tener en cuenta que aún cuando no se esté directamente involucrado en el negocio de bienes raíces, pueden ser de gran ayuda al momento de tomar la decisión de comprar una propiedad:

Panamá ha sido reconocida por empresas como la Agencia de Inteligencia Pinkerton como un país de alto nivel de seguridad en contraste con la situación actual de los países vecinos.

Se puede contratar el servicio de mantenimiento de la casa a un bajo costo (alrededor de US$ 150.00 por mes)

– Tecnología de alto nivel actualizada disponible. –– La oportunidad de adquirir productos de todo el mundo en la Zona Libre de Colón, debido a la notable posición del Canal de Panamá y al tránsito de más de 14.000 buques al año.

Las condiciones de la ley tributaria panameña permiten que el contribuyente no pague impuestos sobre los intereses bancarios o incluso el impuesto sobre la renta cuando el servicio y/o negocio se realiza en el extranjero.

Una posición geográfica excepcional para realizar transacciones comerciales internacionales, con rápido acceso tanto al Océano Pacífico como al Atlántico.

Panamá tiene un perfil de bajo riesgo en cuanto a desastres naturales, como terremotos y huracanes.

Estas son algunas de las muchas ventajas que Panamá puede ofrecer si usted decide adquirir una propiedad en nuestro país, ya sea para invertir o simplemente para reubicarse y disfrutar de la vida.

About admin

Puede interesarte

Bienes raíces comerciales – Grandes ganancias

Los bienes raíces siempre han sido conocidos como la más segura de las inversiones. De …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *